Consejos

Los consejos

La cura de cortes y rasponazos en la piel

El cuidado los cortes provenientes de pequeños accidentes es parte de la vida cotidiana. Basta con distraerse un poco mientras se corta el pan, por ejemplo, para dañarse o cortarse el dedo con un cuchillo. O, simplemente, podemos tropezaros y caernos mientras paseamos o practicamos deporte, raspándonos las piernas o los brazos.  Buscar la atención médica inmediata es realmente necesario cuando se trata de un corte profundo, el sangrado es incesante o existen cuerpos extraños en la herida.

Kits Urgo